El regalo perfecto: BMW 2002ti Diana

Diciembre es un mes de gran importancia ya que corresponde al último del año. Es el marco de una época en la que fluyen los buenos deseos y la armonía. Además, es el momento del año en el que la gente compra para regalar. Es justamente acerca de lo anterior sobre lo que voy a hablar en esta ocasión: los regalos. Saber qué regalar no es tarea fácil. Sin embargo, el regalo que le dio Hubert Hahne a su esposa Diana Körner fue un total acierto. Aunque el regalo al que hago referencia no fue un presente de navidad sino de matrimonio, puede servir de inspiración para aquellos que aún no saben qué regalar en estos días tan importantes.

Hubert Hahne y Diana Körner. Año 1970.

Hubert Hahne fue un piloto de autos que posicionó fuertemente a BMW durante la década de los sesenta. Su primer gran triunfo fue en el año 1963 cuando, a bordo de un BMW 700, obtuvo el primer lugar del European Touring Car Cup. El siguiente año fue su más exitoso ya que ganó catorce de las dieciséis válidas del German Circuit Championship. Lo anterior conduciendo un BMW 1800Ti. En el año 1966 ganó otro campeonato europeo, esta vez con un BMW 2000Ti, en el que se convirtió en el primer piloto de turismos en recorrer la pista de Nürbugring en menos de diez minutos. Lo hizo en exactamente 9:58.5 minutos logrando así dominar el desafío del Infierno Verde. También llegó a ganar la carrera 24 horas de Spa-Francorchamps con Jacky Ickx. Hahne fue un piloto que estableció dos récords mundiales en la Fórmula 2 en Monza y llegó a participar en varias carreras de Fórmula 1. Tomó la decisión de retirarse del automovilismo en el año 1970 y dedicarse a la distribución de vehículos BMW en Dusseldorf.

Hubert Hahne junto a uno de los 1800Ti que condujo en el German Circuit Championship en los años sesenta.

El regalo de matrimonio que recibió Diana Körner por parte de Hahne fue un vehículo BMW. Se trató de un BMW 2002ti equipado de una manera muy especial:

  • Techo eléctrico.
  • Sillas Recaro.
  • Ventanas delanteras eléctricas.
  • Tapizados de puertas de lujo.
  • Perilla de cambios y palanca de freno de mano en cuero (los primeros en cuero de venado).
  • Desempañador trasero.
  • Vidrios tintados.
  • Parrilla frontal especial de doble faro (tomada del 2800).
  • Medidor de amperios.
  • Transmisión de 5 velocidades.
  • Volante de madera deportivo.
  • Radio Becker stereo.
  • Bomperetas adelante y atrás.
  • Panorámico laminado.
  • Sistema de escape especial.
  • Espejo tipo bullet racing (bala).
  • Rines Stillauto italianos.

El carro fue fabricado especialmente para Diana. Fue un vehículo tan bien recibido que se produjeron once ejemplares adicionales bajo autorización de la fábrica, cada uno de diferente color. Estos autos, de los cuales algunos llevaron motores turbo o de seis cilindros, fueron llamados BMW 2002 DIANA. Aunque estos doce autos no fueron un modelo oficial ofrecido por BMW, la fábrica apoyó a Hubert Hahne en todo lo necesario para la producción de estos raros y especiales ejemplares. Los números de chasis de estos doce carros son consecutivos y van desde el 1690201 hasta el 1690212.

Lastimosamente hoy en día pocos de los BMW 2002 DIANA sobreviven. Se sabe acerca de uno que está en España y tres en Alemania. Uno de los más populares es propiedad del señor Andy Andexer, actual presidente del Club 2002 en Alemania. Este auto es el verde oscuro, cuyas fotografías aparecen a continuación.

En cuanto a los que están en Alemania: recientemente se registró uno, color capuccino, en las fotos de la Techno Classica 2015. Fue encontrado y restaurado ya que le habían cambiado el panel trasero por el de un 2002 post-74.

El DIANA que se encuentra en España está exactamente en la Isla Gran Canaria y es de color amarillo. Hace varios años fue comprado para correr en los Rallye de Regularidad en Canarias y ya estaba sin la parrilla de doble faro. Desde la última vez que se supo el dueño buscaba venderlo.

El costo de estos vehículos era de aproximadamente 22.500 marcos alemanes, mientras que el BMW 2002ti costaba unos 12.321 marcos alemanes. Los primeros cinco DIANA se vendieron con gran facilidad. Sin embargo, los siete restantes tardaron un poco más en ser vendidos. Para fomentar las ventas, Hahne ofreció equipar los autos con motores inyectados o turbo compresores. El último ejemplar fue vendido en el año 1971. A continuación las fotografías de otro DIANA sobreviviente que fue modificado.

 

Hubert Hahne autografiando uno de los BMW 2002ti DIANA sobrevivientes. Año 2011.

Hubert Hahne había retenido uno de los autos para él. Este vehículo que fue terminado en café marrón, llevaba el motor de seis cilindros y 2.5 litros de 150 CV de un BMW 2500 berlina. Este trabajo estuvo a cargo del especialista en afinación Jurgen Grahser. También se incluyó una caja de cambios de cinco velocidades, además de un diferencial con autoblocante y ventanas eléctricas. Son obras de arte completamente únicas que han ido desapareciendo con el paso del tiempo. Esperamos seguir investigando para encontrar aquellos ejemplares faltantes y tal vez comprarlo para regalárselo a una enamorada que lleve de nombre Diana.

Feliz navidad y próspero año nuevo les deseo de parte mía y de parte del BMW Club Clásicos Colombia.

 

Juan Felipe Reina.

 

 

Comments

comments