M1: Cuatro décadas de una leyenda

Durante la década de los setenta el interés por las carreras estaba decreciendo. Fue entonces cuando surgió la propuesta de crear una fórmula más cercana al público, con autos de producción en serie. Se creó entonces el Grupo 5 Fórmula Silhouette que permitía modificar los carros manteniendo el aspecto y los principales elementos del original. Jochen Neerpasch empezó a trabajar en el auto que utilizaría BMW para el Grupo 5. Se tomó la forma básica del prototipo BMW E25 Turbo de 1972 y el motor del CSL de competencia.

 

Prototipo BMW E25 Turbo de 1972, diseñado por Paul Bracq.

 

Este nuevo proyecto de alta tecnología fue representado con el código E26. Ya que los autos del Grupo 5 debían ser producidos en serie, BMW debía comprobar que había producido 400 unidades, para uso en calle, en un periodo de dos años. En ese entonces la marca bávara tenía una gran falta de capacidad productiva, por lo que tuvo que acudir a la ayuda de otro fabricante: Lamborghini. Justo cuando la empresa italiana había terminado el primer prototipo, surgieron grandes dificultades financieras. La reacción de BMW fue rápida tomando la decisión de transferirle el proyecto a Baur, un carrocero en Stuttgart. Finalmente en el Salón del Automóvil de 1978 en París, hace exactamente cuarenta años, BMW presentó el M1 diseñado por Giorgio Giuggiaro. Este auto marcó el inicio del sello distintivo creado por BMW Motorsport GmbH para todos los productos que utilizarían el prefijo M.

 

 

Con el paso del tiempo se hizo evidente que Grupo 5 no se destacaba en el mundo de las carreras, por lo que BMW tomó la decisión de crear una nueva serie para así poder explotar al máximo el M1. Jochen Neerpasch y Bernie Ecclestone cerraron el acuerdo que sería de gran importancia para la historia deportiva de BMW. Todas las carreras de los M1 se desarrollarían los sábados antes de los grandes premios europeos. Todos los pilotos de Fórmula 1, a excepción de los de Ferrari y Renault, que hubieran clasificado entre los cinco primeros durante los entrenamientos del viernes debían participar obligatoriamente en esta nueva serie que se llamaría Procar. Se decía que aquellas carreras eran incluso más emocionantes que las de Fórmula 1 de los domingos. Esta nueva serie se disputó durante ocho rondas del Campeonato del Mundo de F1. Esta serie monarca, que fue la más rápida jamás concebida, únicamente duró dos temporadas en las que ganaron Niki Lauda (1979) y Nelson Piquet (1980).

 

 

 

Motor M88/1 6 cilindros en línea, dóble árbol de levas en culata, 24 válvulas, culata de aleación en aluminio.
Diámetro por carrera 93.44mm x 84mm.
Cilindrada 3453 centímetros cúbicos.
Potencia 277CV a 6500rpm.
Par motor 324N/m a 5000rpm.
Alimentación Inyección mecánica Kugelfischer-Bosch.

Chasis/carrocería

Chasis de acero tubular y carrocería de fibra de vidrio.
Suspensión Brazos oscilantes y muelles helicoidales en ambos ejes.
Frenos De disco hidráulicos en las cuatro ruedas.
Prestaciones Velocidad máxima de 259km/h. 0-100km/h en 5.6 segundos.

Motor M88/1 usado en el BMW M1 E26 de 1978 a 1981.

 

En total se construyeron 450 unidades, de las cuales 49 fueron modificadas para la serie Procar. El costo de un M1 en aquel entonces era de 100,000 DM (Marcos Alemanes) que en el año 1978 alcanzaban para comprar 8,006 gramos de oro. Según lo anterior se puede hacer una aproximación a lo que sería el precio de un BMW M1 con el dinero de hoy en día en Colombia: 1,063 millones de pesos en la vitrina de Münich, Alemania. En nuestro país se importaron dos M1, pintados de color rojo localmente y posteriormente restaurados a su color original. El primero es un ejemplar morado oscuro que es propiedad del señor Camilo Saenz.

 

 

El otro M1 de color negro se fue para Alemania. Es propiedad del señor Felipe García, un colombiano que es propietario de Mint Classics, donde se venden vehículos muy especiales. En los concursos de elegancia el señor García exhibe su carro con la matrícula colombiana instalada.

 

 

Cierro este artículo con unas fotografías, de hace varios años, donde se muestran los carros cuando estaban pintados de color rojo, que no era su color original. En el BMW Club Clásicos Colombia celebramos los primeros cuarenta años del súper carro de BMW.

 

 

Juan Felipe Reina Munévar.

Comments

comments