Coleccionistas: Nelson Melo, 1:18

img_9911e

Alrededor de todas las aficiones existen grupos selectos de gomosos que deciden llevar sus artículos a otro nivel llegando a reunir colecciones únicas. Este es el caso de Nelson Melo, un administrador de empresas bogotano, socio y amigo del BMW Club Clásicos Colombia, que gerencia un restaurante familiar y que desde hace unos 20 años lleva armando la que ahora es una de las más grandes colecciones de vehículos a escala que existen en el país.

img_9965fEl amor por los carros lo heredó por parte de su padre quien le regaló muchos juguetes durante su niñez pero especialmente carros a escala. Entre esos recuerda especialmente un BMW E30 blanco y unos Ferrari que aún conserva. Son recuerdos cuyo mal estado es evidencia de los innumerables juegos de la infancia de Nelson. La colección empezó entonces a tomar forma con los regalos que llegaban por parte de diferentes familiares. Fue entre los 18 y 20 años que empezó a tener carros exclusivamente para dejar quietos en la vitrina y no para jugar con ellos. En ese entonces la colección estaba conformada por aproximadamente 15 unidades. Hoy en esa misma colección Nelson dice tener al rededor de 1,500 carros a escala.

La escala que predomina es la 1:18 y corresponde a carros que ha ido comprando con su padre, entre ellos suma 132 modelos BMW escala 1:18. Sin embargo, tiene carros de todas la escalas que han llegado como regalos de amigos, familiares, o propios. La colección está conformada por carros de diferentes marcas pero especialmente de BMW, Ferrari, Porsche y American Muscle Car. De esta forma Nelson demuestra su amor por las marcas americanas, alemanas e italianas. Entre sus preferidos está el lote completo de los BMW Art Cars de AutoArt que tiene ubicados en una vitrina y caja especiales.

img_9906eA través de los años la colección ha ido creciendo por todos lados. Nelson ha adquirido carros por medio de las colecciones de El Tiempo, colecciones de carros a diferentes escalas y carros de películas, entre otros. En el apartamento las vitrinas están organizadas por marcas y películas, y aunque el espacio se va reduciendo la colección sigue creciendo. Tiene carros de todos los precios, desde los de plástico que le regaló su abuela hace más de 30 años hasta un M3 E36 escala 1:12 que llegó a costarle al rededor de 400 dólares.

El cuidado de la colección es un tema complicado. Por lo anterior Nelson decidió con su padre hacer una serie de vitrinas para ubicar los carros. De esta manera evita que les llegue polvo, mugre, o incluso los sobrinos juguetones que siempre buscan acceder a ellos para jugar. Nelson siempre ha contado con el apoyo de sus padres en cuanto al tema de su colección aunque haya invadido la casa de ellos con carros a escala. El proceso de reacomodación es constante para así buscar poder ubicar cada vez más carros en el espacio ya dispuesto para ello.

Juan Felipe Reina M.

img_9975e

img_9915e

img_9964e

img_9909e

img_9991e

img_0008e

img_0011e

Comments

comments